PRÓXIMO. Las soledades compartidas

Pablo es un argentino que se encuentra en Australia, y Elián, un actor español que vive en Madrid. Ambos se han conocido por medio de una red social. En la distancia, los dos se apoyan mutuamente en sus soledades y tratan de crear una intimidad que, a menudo, parece reservada solo al contacto con quienes podemos tocar.

Esta podría ser suerte de sinopsis de la obra «Próximo» que escrita y dirigida por Claudio Tolcachir, e interpretada por Lautaro Perotti y Santi Marín, nosotros hemos podido ver en el Teatro de La Abadía de Madrid.

En 1985, Stokes y su equipo investigarían por qué algunas personas acaban solas, sin vínculos fuertes con otras personas. Este parece un asunto aún propio de nuestro tiempo: la era de internet y la paradoja de tener cada vez a más personas interconectadas, pero solas. Según los datos de la investigación de Stokes, las expectativas exageradas acerca de lo que es la amistad y el apoyo de otros, también generan sentimientos de soledad e incomprensión, al no poder ser satisfechas sus demandas en el ambiente social. Venía a decirnos que quien no es capaz de ejercitar la hipocresía moral, estaría menos predispuesto a mantener a largo plazo sus relaciones sociales.

foto-en-alta-2-large.jpg

Tolcachir abraza otro credo:  cuando dos personas que se sienten solas, sin lazos, sin vínculos, se encuentran y conectan, da igual la distancia porque lo van a dar todo para apuntalar su conexión. Es una forma de negar la mayor a los estudios de Stokes, en cierto modo, lo cual nos resulta interesante.

En nuestra época, los vínculos son frágiles, líquidos, tomando a Bauman como referencia, y las personas se deshacen fácilmente de otras personas. Las relaciones humanas se prodigan como nunca, pero, en su defecto, no se hacen permanentes, no se mantienen. Son los tiempos de las nuevas tecnologías y de su imperio. El mundo relacional también interpelado como una interfaz. 

Lejos de recordarnos a la película de Carlos Marques-Marcet, «10 mil Kilómetros», por sus evidentes parecidos en lo que responde a relaciones a distancia, «Próximo» se erige como alegato bienintencionado en torno al poder de la necesidad de sentirnos queridos, escuchados, apoyados. Aquí, los lazos se trenzan hasta convertirse en un nudo bien apretado en el que se produce el enamoramiento por necesidad. Todo se cuece lentamente y el director argentino tiene en cuenta un ingrediente principal para su receta: que el público se meta de lleno en una intimidad incipiente, que el público sea testigo y cómplice de lo que se va fraguando.

foto-en-alta-5-de-carlos-furman-large.jpg

En escena, un texto bien hilvanado, en torno al cual se sustentan dos interpretaciones interesantes por su franqueza. Distinguimos, eso sí, dos momentos en la escritura que luego comparece sobre las tablas.

Una primera parte muy equilibrada, que nos lleva fácilmente a interesarnos por la relación de pareja. Su escritura es certera, nos parece muy natural y nada nos resulta forzado, con lo complejo que resulta crear la sencillez. Lo que ocurre es que, hacia el tramo final de la obra, la escritura se torna monótona y esclerótica. La historia prosigue por unos derroteros un tanto artificiales que transforman la estructura de la trama en un drama en torno a la inmigración ilegal, apartándonos ya de los ecos del nacimiento de una relación de pareja. Siendo fieles a lo que juzgamos, la escritura se retuerce sobre sí misma en ese último tramo y hace que la pieza pierda el fuelle inicial.

Ambas interpretaciones están muy equilibradas y se ajustan con eficacia al texto en cada momento; aún reconociendo que se nos hace más tediosa la última parte, los dos despliegan su potencial y son eficaces. Nosotros nos quedamos con la interpretación que hace Lautaro Perotti de su personaje de Pablo: en términos de naturalidad, sin duda, resuelve con gran solvencia dadas, amén de que las coordenadas del rol en que se ubica, a nuestro juicio, son más complicadas de regatear con verosimilitud.

Proximo_4.jpg

«Próximo» nos habla de la necesidad de afecto, comprensión, escucha. Más allá de que la relación sea homosexual o heterosexual, la indagación de Tolcachir pasa por hacernos la siguiente pregunta, a modo de reflexión: ¿Las personas nos necesitamos las unas a las otras para sobrevivir en un mundo implacable y propenso a la soledad? Pablo y Elián unen sus precarios equilibrios para crear un equilibrio más poderoso. La unión de dos almas vulnerables que solo quieren poder encontrar algo de complicidad, de ternura, de mesura en un mundo hostil en el que las distancias no deberían, por mandato, separarnos.

Como decía Homero: «No son en vano los más débiles, si su fuerza se une». O, como diría Marvin Gaye y Tammy Terrel:

«Porque cariño,
no hay montaña lo suficientemente alta,
no hay valle lo suficientemente profundo,
no hay río lo suficientemente ancho,
que me impida llegar hasta ti»

 

PRÓXIMO

PUNTUACIÓN: 3 CABALLOS (Sobre 5)
Se subirán a este caballo: Quienes gusten de historias en torno a la intimidad de las relaciones de pareja que comienzan

Se bajarán de este caballo: Quienes esperen una historia que no descarrile en su último tramo.

FICHA ARTÍSTICA

Texto y dirección: Claudio Tolcachir

Intérpretes: Lautaro Perotti y Santi Marín

Ayudante de dirección: Cinthia Guerra
Producción: Jonathan Zak y Maxime Seugé
Diseño escenográfico: Sofía Vicini
Diseño Iluminación: Ricardo Sica
Distribución en España:Producciones Teatrales Contemporáneas
Producción: Complejo Teatral De Buenos Aires, Maxime Seugé, Jonathan Zak

 

Una crítica deWatanabe Lemans

foto

Síguenos en Facebook: https://www.facebook.com/www.mireinoporuncaballo.blog

Y en Instagram: https://www.instagram.com/mireinopor/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s